miércoles, 4 de agosto de 2010

D & D: The Final Frontier

No ocupo validar mi status como geek con nadie. Por casi 24 años, he jugado todo desde Atari's, PC's, maquinitas hasta Wii, PS3 y 360. Coleccione comics, leo novelas gráficas y veo películas de super héroes. Colecciono juegos de mesa y estudio las teorías detrás del juego y los jugadores. Pero hay algo que nunca había hecho, algo que temía que me llevaría a otros niveles de geekiness y jamas podría regresar de ahi. Jugar Dungeons and Dragons.

Nunca faltaron invitaciones a sesiones nocturnas con amigos, ávidos y experimentados Magos, Bárbaros y Guerreros. Al principio si tuve resistencia de asistir pero con el tiempo la curiosidad fue creciendo hasta aceptar ir a por lo menos observar el juego y de ahí decidir si era algo para mi. Desafortunadamente la edad adulta coincidió con mi curiosidad y jamas asistí en ese tiempo a un juego.

Este pasado miércoles, después de mucha preparación de uno de mis mejores amigos, coincidimos en tener sus primera sesión como Dungeon Master, quien es el que coordina y guía al grupo de exploradores en sus aventuras. Mi esposa me acompaño y participo y 5 horas después de que iniciamos, salimos victoriosos de un calabozo, alcanzando el 2do nivel de experiencia con nuestros personajes.

Para ser sincero, no me siento más geek que antes, (lo cual es preocupante) pero si satisfecho con haber probado el juego. Definitivamente es una experiencia que quiero repetir, quizá hasta dirigiendo mi propia campaña. Es interesante ver las interacciones entre jugadores y como sus propias motivaciones encajan con los personajes que eligen y las acciones que pueden desempeñar, así como saber que siempre hay un poco de suerte involucrada en un ataque exitoso y el fallar con el dado.

No se si cruce una linea invisible entre el geek común y uno que juega D & D pero si estoy seguro que en mi siguiente aventura, no trataré de abrir lentamente una puerta grande con mi Paladin. Simplemente no están de mi lado esos dados.

3 comentarios:

Lilí Lanz dijo...

Me divirtió el juego, pero no estoy segura de que me gustaría jugar contigo como Dungeon Master. De por sí siempre tienes el decir (the say) en todos los juegos en que participo, es bueno dejarle la batuta a alguien más para variar. En lo personal me gustaría seguir subiendo de nivel, pero quizá con otro personaje que pueda ser mucho más aventado y atrevido que el que escogí en un principio.

Luis dijo...

Para la campaña utilizaremos el creador de personajes de D&Di. Si quieren luego vemos que onda para que hagan el suyo :D
Se ahorra muchísimo tiempo así.
O pueden hacerlo con el Player's Hand Book si no tienen nada que hacer durante toda una tarde :P

Zidan dijo...

Siempre tengo el decir en los juegos porque NADIE LEE LAS REGLAS.