lunes, 16 de marzo de 2009

SFIV

Hoy celebro otro año de existencia en este mundo y como excelente regalo de mi queridísima prometida, tengo en mis manos Street Fighter IV. Bueno, técnicamente esta dentro del 360 pero todos entienden a lo que me refiero.

Es mi teoría totalmente científica que la mayoría de las personas han jugado o saben de la existencia de varios juegos específicos. Pacman sería uno, Super Mario Bros. es otro y Street Fighter II es parte de ese club. Pero hay algo intrínsecamente llamativo de un juego en donde lo único que debes hacer es patear y golpear la cara de tu oponente. SFIV es un éxito en mi opinión porque es inmediatamente familiar a todos quienes jugaron el clásico en las maquinitas o en sus casas hace tanto tiempo. Los sonidos, los movimientos, todo se siente como una extensión del original pero se ve asombroso en tres dimensiones, reteniendo la jugabilidad en 2 dimensiones.

Si te pones a pensar en la cantidad de juegos que salen cada año, es increíble cuando algo es tan exitoso para meritar una secuela. Mucho menos existir en el inconsciente de generaciones de videojugadores.

Ahora solo me falta un control de maquinita y sentiré como si no envejecí lo suficiente como para recordar que hace 16 años jugué SFII por primera vez. Muchos de mis alumnos apenas hablaban en ese tiempo.