viernes, 18 de diciembre de 2009

You got chocolate in my peanut butter!

Admito que hay personas que les gusta mezclar cosas. Pueden existir combinaciones extrañas para muchos pero deliciosas para otros. Nunca pensé que me gustaría la cerveza con sabor a tocino pero ¿a quien engañamos? El tocino va con todo. Pero algo que no me esta gustando es la mezcla de las películas y los videojuegos.

Puedo poner una gran cantidad de ejemplos de películas malisimas (aunque algunas entretenidas como Street Fighter) pero no me refiero a cosas como Super Mario Bros. (aun me duele recordarlo) o Mortaaaaaaal Koooombaaaat (lo siento). Me refiero al afán de Hollywood de crear películas que abusan de los efectos especiales por computadora.

Avatar esta estrenándose en todo el mundo y probablemente va generar billones de dolares al final de cuentas. Pero no habia sentido tanta apatía por una pelicula desde que salio Star Wars: The Clone Wars. Ciertamente George Lucas tiene gran parte de la culpa de este problema con la trilogía mala de Star Wars y su dependencia de la pantalla verde de los efectos. Pero no es el único director de cine culpable de esto. Su buen amigo Steven Spielberg los uso en exceso para la ultima película de Indiana Jones (ojala fuera la ultima) los hermanos Wachoski los usaron para buenos resultados en Matrix pero gastaron billones en las secuelas sin la misma creatividad o impacto y los intentos de combinar actores reales con efectos de computadora por parte de Robert Zemeckis quedan en intentos solamente, por decirlo de manera amable.

No estoy criticando los trabajos en general de estos o cualquier otro director. Su trabajo es dirigir, no hacer efectos especiales. Pero su vision es lo que guia estas peliculas a ser elaboradas. Confían en que los efectos actuales se ven tan reales que están cambiando el medio. James Cameron cree eso. Avatar parece traer una revolución visual al cine con sus efectos y también por utilizar el 3D. Quizas lo logre, pero en ningún momento veo esas imagenes y creo que pudiera ser real. No parece ser un mundo que exista en mis fantasía, es un mundo que parece que puedo controlar con mi Xbox.

Los dolares hablan mas fuerte que los comentarios. Avatar va generar muchos dolares y Hollywood seguirá haciendo películas que estimulen la vista pero no la imaginación. Extraño eso de ir al cine. Estar mas preocupado por los personajes que los visuales. Perderme por tan solo unas horas en el mundo y la historia. Para que no parezca que odio los efectos digitales, Up de Pixar es una de las mejores películas que he visto. Eso es un mundo con detalles que me importaron y un mundo creado con personajes que me hicieron creer y querer lo que les pasaba. La diferencia es que ese mundo se pudo crear gracias a las computadoras. En las otras películas, crean un mundo y lo exageran a lo irreal con los efectos.

Hace poco volví a ver The Wrestler, de Darren Aronofsky. Increíblemente, una película sobre un deporte falso se me hace mas real que casi cualquier otra cosa en el cine ahora. Dicen que la magia es real cuando te la crees. Cuando se trata de las películas de hoy, los directores son mas ingenieros que magos.

*Aclaración: No he visto Avatar. No tengo interés en verla.

2 comentarios:

Luis dijo...

Me parece que mas bien es un conflicto de "intereses." Me refiero a que extrañamente hollywood sigue vendiendo productos infantiles a la misma generación de hace treinta años, sigue produciendo eyecandy para los mismos. No le veo problema, solo creo que han explotado ad nauseum lo mismo, la inocencia de las películas de super héroes ya no existe, ya no sorprenden sino lo contrario. Lentamente estan acabando con la cultura de los comics al explotar las historias y descontextualizandolas, convirtiéndolas en una versión pre masticada y digerida apta para todo publico [que tenga dinero para ir al cine].
La situación ahora es que este tipo de películas son el estándar, son lo que se espera, dice el Pedro "que tenga chichis y balazos" y a ese combo se le puede agregar CGI, y las películas que se dediquen mas a desarrollar historia, personajes, relaciones, etc, son la minoría, cuando menos en lo que a presupuesto se refiere.
El interés puede irse en cualquier sentido, aunque parecieran ser cada vez mas escasas las opciones fuera de esta fuerte corriente.

Zidan dijo...

Al menos siguen existiendo. Cuando los indies tengan mas CGI que historia me preocupare.